Ana García Novo

Compartir

Ciudad y carretera: los híbridos enchufables son la mejor opción

  • 2'

  • 1 Fotos fotos

Coches eléctricos en ciudad y mixtos en carretera. La autonomía de los coches híbridos enchufables, similar a la de los vehículos convencionales, les aporta una versatilidad única.

La conducción en modo eléctrico de los híbridos enchufables nos facilita circular sin emisiones ni consumo de combustible en muchos de nuestros trayectos cotidianos. En el caso del Passat GTE, podemos recorrer en estas condiciones hasta 50 kilómetros, más que suficientes para hacer gestiones por la ciudad, llevar a los niños al colegio e incluso para los desplazamientos más habituales al trabajo.

La autonomía máxima de un híbrido enchufable puede superar los 1.000 km

Su catalogación como vehículo cero emisiones facilita llegar al teatro o al cine y aparcar gratis en algunas grandes ciudades con zonas de estacionamiento regulado, gracias a su consideración como vehículo ecológico.

Sin embargo, los coches híbridos enchufables no son solo una buena opción para circular por ciudad. Con una autonomía máxima que puede superar los 1.000 kilómetros, su uso es óptimo para realizar viajes largos sin necesidad de parar a repostar o recargar. Esto se consigue gracias a su propulsión híbrida, que combina sus motores eléctrico y de combustión.

Recorrer la distancia entre Barcelona y Almería o realizar un viaje de ida y vuelta desde Madrid hasta Valencia sin repostar es posible gracias a la conducción híbrida, a la que se suman cada vez más conductores.